''El estudio nos abre las puertas hacia el mundo al que aspiramos''

Lunes, 1 Agosto, 2016
Entrevista Marco A.B. del Centro Socioeducativo Juvenil de Cantabria. Fundación Diagrama.

Marco A.B. joven atendido desde 2015 en el Centro Socioeducativo Juvenil (CSJ) de Cantabria, dependiente del Instituto Cántabro de Servicios Sociales de la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Políticas Sociales del Gobierno de Cantabria, y gestionado por Fundación Diagrama en Maliaño de Camargo, ha aprobado segundo de Bachillerato con buenas calificaciones. Al llegar al recurso, el menor, tras superar la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), se encontraba cursando primero de Bachillerato con malas notas. Sin embargo, con la ayuda de los profesionales del CSJ, ha conseguido dar la vuelta a la situación y termina aprobándolo.

En el caso de segundo de Bachillerato, Marco lo ha estudiado mediante la plataforma de educación a distancia que se utiliza en el centro, donde los jóvenes se matriculan en el Instituto de Enseñanza Secundaria ‘José María Pereda’. En la actualidad, el joven se está preparando para la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) con la ayuda de profesores de la Universidad de Cantabria que acuden al CSJ para realizar los exámenes en sus instalaciones. Hablamos con él para conocer como ha sido su preparación y sus perspectivas de futuro.

Aprobar Bachillerato no es una tarea nada fácil, ¿cómo planteaste el estudio para conseguirlo?

Siempre he dado mucha importancia al estudio, incluso cuando era pequeño, y aquí dentro he tenido más tiempo para dedicarme a ello. No ha sido fácil, al ser el Bachillerato a distancia, porque al no tener aquí a los profesores es más complicado, pero aún así ha estado bien.

Hice bastantes horarios que al principio no seguí muy bien, hasta que al final me organicé para hacer primero las tareas que te mandan y luego repasar y estudiar las cosas que ves más necesarias. Son muy importantes los esquemas y los resúmenes que me hago y aprender a usarlos bien.

¿Cuántas horas al día estudiabas?

Cinco horas por la mañana, que eran sobre todo para hacer las tareas y ejercicios de las clases, y luego dependía de si había exámenes o no. Además de eso, completaba la jornada de estudio con 4 horas al día por la tarde.

Entonces, ¿ha habido temporadas de 9 horas de estudio?

Sí, ya sé que es mucho, pero también es la mejor forma de desconectar de los problemas. Te centras en un objetivo y al final lo consigues.

¿Cuáles son las asignaturas con las que más disfrutas? ¿Y las que menos?

Me ha costado bastante biología, pero me gusta. Los virus, las bacterias, los lípidos, me interesan bastante esos temas. Incluso me he planteado estudiar algo de eso, es interesante. Y las matemáticas, una vez que le coges el hilo, son divertidas. Las que menos me gustan son lengua y química.

¿A qué atribuyes la consecución de este éxito? ¿Hasta qué punto ha influido en ello el equipo del CSJ?

Tengo claro que mi dedicación es la primera causa, por tener claro desde pequeño que quería empezar una carrera y dedicarle el tiempo necesario. Y también el apoyo de mi madre, familiares, y del centro, que me ha ayudado a poder estudiar a distancia y a no dejar los estudios.

¿Qué cambió para que las notas fueran mejorando desde que entraste en el CSJ?

Desde 6º de Primaria hasta 3º de la ESO tuve unas notas buenas, pero en 4º comencé a bajar porque empecé a hacer cosas que no debía y me costó aprobarlo. Dejé todas las asignaturas en la primera evaluación y en la segunda también, aunque en la tercera conseguí pasar de curso. En 1º de Bachillerato me pasó algo parecido y entonces entré en el CSJ. Las asignaturas que había dejado al final las recuperé y ya en 2º de Bachillerato ha sido bastante mejor, las he sacado adelante. Sabía que era algo importante y que tenía que sacarlo sí o sí.

Entonces, ¿crees que la clave es anteponer los estudios a otras cosas que te alejaban de tus metas?

Lo que me propongo lo cumplo, soy así. Los estudios son importantes para mí, porque quiero formarme para tener un futuro y un buen trabajo. Y creo que cualquier persona puede conseguirlo si se lo propone y se pone a ello, aunque tenga problemas de estudio.

¿Cómo es el estudio con tus compañeros?

Soy el único que estudia Bachillerato, el resto están en otros cursos. A veces viene bien pasar un rato con ellos para desconectar un poco.

¿Y con los profesionales del centro? ¿Cómo es el día a día con ellos?

He recibido ayuda sobre todo de los profesores de la plataforma, porque los educadores, como son materias ya de un nivel, no se han metido mucho en lo que son las asignaturas. Pero me han ayudado sobre todo con las matemáticas y la biología, y han estado pendientes de que empezase a estudiar, de que siguiera el horario, de que hiciera los esquemas, etc.

¿Te pones muy nervioso con los exámenes?

En los de Bachillerato sí, ahora en las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), no.

¿Cómo te has sentido al empezar estos exámenes de la PAU?

Ahora he ido más tranquilo, me lo he tomado con más naturalidad. El día del primer examen me desperté con ganas, estaba emocionado, ilusionado, porque es terminar algo por lo que llevas un tiempo trabajando. Además, tienes un verano por delante para ti, puedes descansar y despejar tu mente de los estudios.

De cara al futuro, ¿qué carrera te gustaría estudiar?

Me gustaría poder estudiar fuera y de manera presencial para vivir ese ambiente de la universidad, pero por ahora lo tengo que hacer a distancia y tengo que elegir entre las que pueda hacer de esta manera. A mí me llama bastante Medicina, desde pequeño, pero la nota que piden es muy alta, así que entrar directamente es imposible para mí. Lo que voy a hacer es cursar Biología, que me explicaron que puedes convalidar asignaturas y pasar el expediente a Medicina. Me gusta bastante la cirugía. Hace unos meses también pensaba estudiar algo como Derecho, porque con las cosas que he pasado en la vida, me gustaría bastante ayudar a la gente y poder hacer un buen trabajo, luchar por ellos, sacar un buen partido de su caso e intentar apoyarles. Lo que pasa es que no termino de verme estudiando tantas leyes, por el tipo de materias que hay, pero aún tengo un mes y podré elegir la carrera.

¿Qué le dirías a aquellos jóvenes de Fundación Diagrama que no encuentran motivación para estudiar?

Lo que les digo es que no se dejen llevar por las malas influencias y por un mundo y un tipo de vida negativo, porque hay más cosas ahí afuera. Aunque tú no las veas ahora mismo, con el tiempo ya las verás. Hay países por conocer, cosas por descubrir, cosas mejores que las que hemos vivido. Y yo creo que nos las merecemos. Por eso, el estudio nos abre puertas hacia ese mundo al que aspiramos.