Entrevista al Excmo. Sr. D. José Pablo Ruiz Abellán, Defensor del Pueblo de la Región de Murcia

Viernes, 11 Noviembre, 2011

"Debemos avanzar un poco más en la solidaridad con las personas, mirar cerca de nosotros y ayudar en la medida de nuestras posibilidades" 

José Pablo Ruiz Abellán nació en Murcia en 1944, está casado, y tiene tres hijos. Es el Defensor del Pueblo de la Región de Murcia, elegido por la Asamblea Regional por unanimidad en sesión plenaria el día 26 de noviembre de 2008. Tomó posesión de su cargo el día 2 de diciembre. Es Ingeniero Superior de Telecomunicación (Univ. de Madrid, año 1969). Ha trabajado en empresas de Madrid y Murcia, desempeñando funciones directivas relacionadas con su profesión, durante más de 25 años. Diputado regional durante doce años, en julio del año 1995 entró a formar parte del Gobierno Regional como consejero de Industria, Trabajo, Comercio y Turismo. En el año 2000 fue nombrado consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio. A partir del año 2002 y hasta el año 2008 asumió las competencias de Turismo, Ordenación del Territorio, Puertos y Costas, y Comercio, Artesanía y Consumo. A partir de Diciembre de 2008 es el primer Defensor del Pueblo de la Región de Murcia.

Como primer Defensor del Pueblo de la Región de Murcia, ¿cómo valoraría la acogida que la sociedad murciana ha dado a esta institución?
Si nos referimos a las quejas que recibimos, que puede ser un buen indicador de la aceptación que tenemos por parte de la sociedad, le diré que la institución se conoce cada vez más. El número de quejas recibidas en 2010 ha crecido hasta un 32% con respecto al año anterior y este año también crecemos. Lo que nos indica que la Institución ha sido bien aceptada, cada día es más conocida y van calando sus raíces dentro de nuestra sociedad.

¿Qué se siente al ser la persona a la que recurre la ciudadanía cuando quiere ser escuchada y que se defiendan sus derechos?
Se siente una gran responsabilidad al ser nombrado el primer Defensor del Pueblo de la Región de Murcia, con el respaldo y la unanimidad de todos los grupos políticos con representación en la Asamblea Regional. Por tanto, se siente orgullo y responsabilidad. Pero por otra parte, le diré que aunque no se tiene la varita mágica para resolver tantos problemas como tienen los ciudadanos, hay situaciones que la administración puede resolver y que en muchos casos es necesaria la intermediación del Defensor del Pueblo de la Región de Murcia. 

¿Conocemos realmente los murcianos nuestros derechos y deberes?
Todos tenemos que conocer nuestros deberes, y tenemos que cumplirlos como ciudadanos. Conociéndolos y cumpliéndolos, después hemos de hacer valer nuestros derechos. En muchos casos, hay un desconocimiento de cuáles son los derechos de las personas, y en especial cuando las relaciones son con las administraciones. Hay situaciones en que esos derechos de los ciudadanos no son atendidos por las administraciones y el ciudadano se encuentra ante una frustración y necesita que alguien le ayude a resolver su problema. Ahí es donde es necesaria la colaboración del Defensor del Pueblo, que le ampara para solucionar su problemática.


¿Somos solidarios a la hora de reivindicar?
Hay personas muy solidarias, que de hecho dan su tiempo y recursos al resto de la sociedad, pero también hay personas que no son solidarias y que van a resolver su problema concreto. Esto es un hecho cada vez más habitual en la sociedad, el aislamiento de las personas con respecto al resto de los ciudadanos hace que se pierda esa solidaridad que todos debemos de tener.


¿Qué cree que es lo que más preocupa a la sociedad murciana?
Hoy en día, lo que más preocupa es disponer de un empleo y tener recursos económicos suficientes para atender las necesidades más acuciantes y vitales que tenemos los seres humanos. Eso es lo que más preocupa a los que ya están en crisis, y a todos en general, que creen que pueden verse en esa situación de necesidad. 

Recientemente señalaba usted la necesidad de trabajar en la promoción del envejecimiento activo y de hábitos de vida saludables. ¿Cree que nuestra sociedad es consciente de la importancia de aprender a envejecer positivamente?
La sociedad no es consciente de la problemática de las personas mayores. Cada uno se preocupa de su situación actual, y los problemas de este colectivo, que entran en una etapa de su vida en la que necesitan el apoyo de otros ciudadanos, se van soslayando. La recomendación que hace la Institución del Defensor del Pueblo, expuesta en las jornadas anuales de coordinación que hemos celebrado, es que se necesita un cambio de mentalidad y ver a las personas mayores como un colectivo que también participa en la vida activa de la sociedad. 

Vemos que el Defensor del Pueblo es la voz que habla sobre problemas generales que tiene o puede tener nuestra sociedad a corto o medio plazo, pero ¿miramos los murcianos hacia el futuro o cree que solo nos preocupa el día a día?
Creo que los murcianos se preocupan también de su futuro, aunque hay situaciones de incertidumbre que te hacen pelear muy duro por el día a día, ante la indefinición del futuro. Esto no funciona como hace unos años, en los que había cierta confianza, sino que ahora hay que trabajar muy duro todos los días para sacar adelante una familia.

En cuanto a las Nuevas Tecnologías de la Información, ¿cree que sirven para que seamos más conscientes de nuestros derechos?
Los medios que ponen a nuestro alcance las tecnologías de la información nos dan facilidades para acceder al conocimiento, también al conocimiento de nuestros derechos. Es una herramienta, que si se sabe utilizar, nos proporciona todo lo necesario para conocer nuestros derechos y deberes. 

Para terminar, imagine que solo pudiese dirigir un mensaje a la sociedad murciana, solo unas pocas palabras, ¿qué les diría?
Debemos avanzar un poco más en la solidaridad con las personas. Tenemos que ayudar a los que están inmersos en esta crisis que nos inunda a todos. Tenemos que mirar cerca de nosotros y ayudar en la medida de nuestras posibilidades. Y al mismo tiempo tenemos que decir a las administraciones que sean muy rigurosas con los gastos y con la actividad que desarrollan, para que entre todos podamos salir de esta situación.

En un minuto. José Pablo Ruiz Abellán

  1. Una ciudad para vivir: Murcia
  2. ¿Y de vacaciones? Cualquier lugar frente al mar
  3. Un color: El azul
  4. Un deporte: El billar
  5. Un sueño: Viajar
  6. ¿Su mejor decisión? Formar la familia que tengo en la actualidad
  7. Una fecha para recordar: 7 de julio de 1995, el día que inicie mis responsabilidades políticas en la vida pública.
  8. Un escritor: William Somerset Maugham
  9. Un aroma de la niñez: el jazmín
  10. Lo que más aprecia en una persona: la lealtad y la honradez.

Noticias relacionadas